10.4.12

Un Consejo Aislado

Cuídate.
No soy quien era.
Mis ojos centellean,
y no de buena forma.

Cuídate.
Camina por la otra acera.
Así es, no te desgastes
en hablarme
más de la cuenta.

Cuídate.
Esto no es un poema.
Es una declaración
necesaria y obligada.

Cuídate.
Me protege algo más que
puro instinto.
Me protege la certeza
de que eres un
vacío.

No hay comentarios:

Publicar un comentario